Lo que se nombra adquiere fuerza, lo que no se nombra deja de existir. Czeslaw Milosz.